Sepa La Bola

Bienvenido

Salud

Lo que tienes que conocer del VPH

El VPH (virus del papiloma humano) pertenece a la familia de más de 100 cepas  Papilloma viridaede  que son causantes de verrugas vulgares (manos , pies, cuello), verrugas genitales y cáncer genital.

La importancia de su conocimiento es que es la primera causa de cáncer cervicouterino .  Las cepas más conocidas, 6 y 11, de bajo riesgo, son las responsables de verrugas genitales en vulva, vagina, cuello uterino, ano, pene y orofaringe. Las de alto riesgo, 16 y 18, ocasionan cambios celulares precancerígenos que pueden evolucionar a cáncer de cuello uterino, ano, pene, vulva y orofaringeo.

Toda persona que inicia vida sexual está en riesgo de ser portadora de este virus. El 70 a 75 % de la población está infectada, sin embargo, no todos presentan síntomas.  Este virus es altamente contagioso, basta el simple contacto de piel a piel para ser transmitido y una persona puede infectarse con más de una cepa en diferentes etapas de su vida.  Generalmente las infecciones por VPH remiten por sí solas, incluso una persona puede tener VPH y nunca tener conocimiento porque  el 90% de las infecciones son “eliminadas” al cabo de 1 a 3 años.

Algunas personas si presentan síntomas de acuerdo a la cepa que han contraído, ya sea únicamente cambios que consisten en verrugas planas o elevadas y  hasta cambios celulares que pueden evolucionar en cáncer al cabo de los años.

Es importante recalcar que tener VPH no significa que se tendrá cáncer debido a que  el VPH da diferente clínica de acuerdo a la cepa, además de que es altamente prevenible y el tratamiento precoz elimina la posibilidad de desarrollo de malignidad.

El diagnóstico es  mediante la visualización directa de las verrugas o con la ayuda de diferentes pruebas al no ser visibles las lesiones.

El papanicolaou o citología del cuello uterino consiste en la toma de muestras de células del cuello uterino a través de una especuloscopia.  Este estudio se realiza en todas las mujeres que han iniciado vida sexual. Debe realizarse cada año para una detección oportuna (aunque los resultados sean normales) debido a que el desarrollo de cáncer tardará de 10 a 20 años una vez iniciados los cambios celulares.

La colposcopia es una exploración del cuello uterino que generalmente se utiliza cuando los resultados del Papanicolaou son anormales. Mediante un coloscopio (dispositivo que se utiliza) se permite la visualización aumentada de vagina y cervix. Durante el procedimiento se aplica un líquido (ácido acético) que en caso de tener lesiones por VPH que no son visibles a simple vista “cambiará” su coloración para poder observarlas.

DNA test: si por medio de Papanicolaou se detecta VPH , esta prueba permitirá que tipo de cepa tienes.

El tratamiento del VPH generalmente no es necesario debido a que el cuerpo lo inactiva. Es importante recalcar que el virus se puede reactivar si el sistema inmune se debilita a pesar de que las lesiones hayan sido tratadas. En sí lo que se trata son los síntomas, ningún tratamiento eliminará el virus como tal.

Las pautas de tratamiento consisten principalmente en eliminar las verrugas aplicando directamente sobre ellas diferentes sustancias:

Imiquimod : crema que “fortalece” al sistema inmune para “eliminar” el virus.

Podofilina: Se aplica directamente sobre las verrugas sin embargo ocasiona mucha irritación en la piel sana.

Ácido tricloroacético:  es aplicado por el médico, consiste en un exfoliación de la piel dejando las capas sanas.

Las cirugías son la segunda línea de tratamiento si los primeros fallan, mediante crioterapia (congelando las verrugas), electrofulguración (quemando) o cirugía láser.

El VPH es muy común, la falta de conocimiento del mismo origina desenlaces fatales, sin embargo es altamente prevenible y muy tratable.  La única forma de no contagiarte es la abstinencia sexual. Una persona que ha iniciado su vida sexual disminuye en gran porcentaje el contagio al usar preservativo (sólo protege el área que cubre), tener una pareja sexual estable, inicio de vida sexual después de los 20 años y actualmente la vacuna contra el VPH.

La vacuna del VPH  es preferente aplicarla antes del inicio de la vida sexual, sin embargo no exime a las mujeres  que ya la han iniciado. Incluso las mujeres a quienes se les ha detectado este virus se les puede vacunar porque las protege contra otras cepas.  En México existen dos vacunas: La vacuna cuadrivalente (Gardasil) que contiene los serotipos 6, 11, 16 y 18 que previene contra el cáncer cervicouterino, verrugas genitales y otros tipos de cáncer como vaginal, vulvar y anal. La vacuna bivalente (Cervarix) que contiene los serotipos 16 y 18.

 

 

TODOS ESTAMOS EN RIESGO, LO MÁS IMPORTANTE ES LA DETECCION OPORTUNA Y RECUERDA QUE EL VPH NO ES SINÓNIMO DE MUERTE.



Escrito por Mariel DB - 24 septiembre, 2017 - 197 Views