Sepa La Bola

Bienvenido

Salud

Infecciones vaginales.

 

Las infecciones vaginales se presentan principalmente en etapa reproductiva, sin embargo también pueden presentarse en la niñez y en la menopausia.

La vulvovaginitis se define como la inflamación de vulva y vagina.

La etiología depende del grupo de edad. En la infancia y en mujeres cercanas a la pubertad la infección se inicia principalmente a nivel vulvar y se extiende a la vagina debido a que la piel de esta zona es más sensible a irritación porque aún no hay secreción de estrógenos que hagan “más resistente esta zona”.  En mujeres en edad reproductiva el compromiso es de vagina hacia vulva principalmente en mujeres sexualmente activas.

Ahora , que ocasiona en sí una vaginosis bacteriana. En el primer grupo de edad la etiología es inespecífica en más del 50 %, sin embargo algunas causas pueden ser falta o exceso de aseo genital. Una mala técnica de limpieza (sobre todo en niñas en donde se coloniza por arrastre de bacterias de región perianal, o exceso de limpieza vaginal que cambia el pH normal lo que hace un ambiente susceptible a la colonización de hongos y bacterias) , uso de ropa interior sintética o muy apretada, obesidad, uso de irritantes como jabones, shampoos o baños de espuma.

En el grupo de edad de mujeres después de la pubertad , las tres principales causas son bacterias, hongos o ITS.

Cuando existe una vulvovaginitis por bacterias el flujo vaginal cambiará debido a que hay un aumento en la flora normal , principalmente por Gardnerella vaginalis. Los signos y síntomas que se presentan son secreción vaginal abundante, de mal olor (olor a pescado), color blanco grisáceo, dispareunia y prurito.

Las ocasionadas por hongos, principalmente Candida Albicans producirá un flujo abundante , blanquecino (en forma de requesón), no maloliente, mucho prurito , dolor al orinar y en la actividad sexual , eritema e inflamación vulvar.

Cuando la vaginosis es causada por transmisión sexual, principalmente por Trichomona vaginalis, más del 50 % de las mujeres no presentarán síntomas, sin embargo aquellas que si los presenten, tendrán un flujo vaginal de mal olor, abundante, espumoso que puede ser amarillo o amarillo verdoso, prurito, ardor, disuria e incluso sangrado postcoital.

Ahora porque es tan importante tratar una infección vaginal.  Si las infecciones no se tratan a tiempo pueden ocasionar complicaciones debido a que los microorganismos pueden emigrar, afectando órganos internos como útero y trompas ocasionando embarazos ectópicos e infertilidad.

Por tal motivo ante cualquier cambio se debe acudir de forma inmediata con un experto para ser tratado. Es importante NO AUTOMEDICARTE y TRATARTE A TIEMPO para evitar futuras complicaciones.

Escrito por Mariel DB - 30 septiembre, 2017 - 184 Views